viernes, abril 18, 2008

SAN GLORIO Y EL REY CIGÜEÑA

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León sobre San Glorio ha levantado un gran revuelo mediático, pues condena la modificación del PORN que rebaja la protección de un espacio natural sin justificarlo; además, es pionera en aludir en su argumentación al Cambio Climático.
La polémica pone al descubierto intereses encontrados. Los habitantes de la montaña se hallan expuestos a una triple manipulación: por los ecologistas del asfalto y «abogados del bicho», con su idolatría de la naturaleza y su dialéctica del no; por los políticos que prometen el oro y el moro con tal de sacar votos y alcanzar poder; por los especuladores del ladrillo aficionados a la caza y a la pesca de la subvención, utilizando el empleo como chantaje.
La situación y su fondo oculto parecen calcados de la novela de Ramiro Pinto Cañón “El Rey Cigüeña” (Incipit, Madrid 2007). El relato nos acerca la realidad de forma metafórica y nos describe la sociedad en la que vivimos, el fanatismo existente, la falta de concienciación y la pasividad ante todo tipo de degeneración.
Si las emociones sustituyen a la razón, y si a ello se junta la avidez de ganancias con la obsesión por crear empleos, corremos el peligro de que las ideas más absurdas y peregrinas adquieran sentido: una estación de esquí alpino en San Glorio, cuando los expertos señalan que, por culpa del cambio climático, dentro de unos años, no habrá nieve hasta por encima de los 2.000 metros. Si nos descuidamos, ¿no ocurrirá con San Glorio lo que en la novela con la Catedral? La obsesión por «salvar la montaña» puede terminar por destruirla.
La Asociación Renta Ciudadana participó como público asistente en las Jornadas «San Glorio: perspectivas de futuro» (9 y 10/5/2007), aportando a la reflexión la idea de «Renta Básica de Ciudadanía». Su aplicación, en relación con otras propuestas más llamativas, es más eficaz para fijar población y promover un desarrollo sostenible en este concreto ámbito rural. A raíz de los debates, observamos que tanto la opción por la estación invernal como otras son desaconsejables, sea por su estacionalidad y coste medioambiental, sea porque cualquiera de ellas ha de partir de la iniciativa inversora y no de elucubraciones de despacho o grandes proyectos ajenos a la zona, buenos para quienes no les interesa el proyecto sino revalorizar sus terrenos.
Se platean proyectos para agarrar subvenciones, como pasó con Biomédica, Petrogulf o, más recientemente, con Ponsegur y Vitatene; o, en la misma zona de la montaña, para plantar pinos, cursos de cocina, etc. que no han servido más que para gastar subvenciones millonarias. No es acertado mantener empleos parasitarios a base de subvención, sino que aquéllos han de responder a una finalidad económica productiva. Se olvida con demasiada frecuencia que la finalidad de la economía es crear riqueza, y no puestos de trabajo «como sea». Éstos son un medio no un fin. La Renta Básica ayudaría a conseguir esta condición. Como un paso más hacia la Renta Básica, pedimos que se considere establecer la «Renta Rural», a partir de la propuesta del periodista zamorano Celedonio Pérez (La Opinión de Zamora, 4/10/05). Si tan necesario es mantener vivos los pueblos, que se pague un sueldo por vivir en ellos. Verán como la gente acude y no se va. «Si la sociedad quiere que el ámbito rural subsista, deberá pagar por ello. [...] Pagar por vivir en los pueblos. Esa parece la única solución.». El Parlamento Europeo ya la admitió a discusión. Recordamos que Mariann Fischer Böel, Comisaria Europea de Agricultura, llega a plantear una renta garantizada para los agricultores, como alternativa a la ruinosa política de subvenciones (www.infoagro.com 17-03-2005), asimismo sugiere la revisión de la condicionalidad (ABC 5/10/06). Hemos enviado información sobre el tema al Alcalde de Boca de Huérgano, D. Tomás de la Sierra, para que analice esta posibilidad; y también a los grupos conservacionistas, pues vemos la necesidad de garantizar unos ingresos a la población de la montaña, tan necesaria. No vale ofrecer proyectos en los que ni quienes los proponen invierten. ¿Por qué no invierte la Universidad en lo que dice ser viable y sostenible, como una forma más de financiar becas y mejoras? También la Universidad tiene nuestra propuesta sobre la Renta Básica, sin dignarse a estudiarla y menos aún a debatirla. Las dos propuestas, pistas de esquí y crear puestos de trabajo con balnearios, llevan a un callejón sin salida. Para lograr el desarrollo sostenible de la montaña es necesaria la Renta Básica, pues impulsará las iniciativas personales y de colectivos asentados en ella. Esperemos que la soliciten y consigan los habitantes de esa zona, y se avance en que sea un derecho ciudadano. El dilema no es ya «conservación o desarrollo» sino respuestas fracasadas o cambio de mentalidad....
Astorga 8 de abril de 2008
Horacio García Pacios. Presidente de ARENCI.

1 comentario:

Flores Online dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Flores Online, I hope you enjoy. The address is http://flores-on-line.blogspot.com. A hug.