miércoles, octubre 22, 2014

HAMBRE y RENTA BÁSICA


El «Movimiento Contra el Paro y la Precariedad, ¡por una Renta Básica Ya!» asume como objetivo prioritario ACABAR POR EL HAMBRE.
 
ACABAR CON EL HAMBRE es más importante y más urgente que "fomentar el crecimiento y el empleo" con la vana esperanza de que nos llegue a todos, sin más, por esa vía, lo que necesitamos para satisfacer cabalmente las necesidades de existencia, de relación y crecimiento que nos afectan como seres humanos.
 
Se trata de acabar con el hambre concreta y personalizada que sufren cada vez más conciudadanos empobrecidos, en medio del estado de emergencia social que padecemos. Buscar fórmulas "para crear empleo", "para acabar con el paro", "para aprovechar la mano de obra parada" y similares es, por consiguiente, algo instrumental y secundario, nunca un fin en sí mismo, por más que reclamemos el reparto del trabajo y la riqueza o la reindustrialización de España, aplicando políticas de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), en la senda de la "sociedad del conocimiento".
 
Hace tiempo que dejó de ser una prioridad buscar fórmulas para "aprovechar esa mano de obra parada". en las condiciones de abundancia objetiva como la que se da en las sociedades capitalistas avanzadas la prioridad, desde hace más de veinte años, es encontrar FÓRMULAS PARA ACABAR CON EL HAMBRE utilizando la abundancia los recursos disponibles para crear, repartir y consumir riqueza, con independencia del empleo parasitario, al tiempo que nos atenemos a las normas que rigen la dinámica económica en tales circunstancias, empezando por la ley de la oferta y la demanda. Por supuesto, sin dejar por ello de recordar, como exigencia ética y de manera diferenciada de las exigencias técnicas, que la ciencia económica está obligada al servicio de los seres humanos y a la utilidad social. La fórmula que algunos encontramos se denomina vulgarmente RENTA BÁSICA.
 
No hay nada que objetar a lo de "aprovechar esa mano de obra parada, en mejorar y mantener nuestro entorno y calidad de vida". La propuesta de la Renta Básica, en principio, no tiene por qué oponerse a tal aprovechamiento, en modo alguno. Puede integrar perfectamente dicho aprovechamiento, a condición de que los empleos sean necesarios desde un punto de vista económico, ateniéndonos a la ley de la oferta y la demanda. Pero pagar por el mero hecho de mantener un empleo o de que haya más gente que tenga empleo, como un producto más de consumo (frecuentemente con la intención de ganar votos) es una forma más de despilfarrar recursos.
 
Cuando el empleo no es capaz de generar, como mínimo, las ganancias que cubran su inversión, estamos ante un caso de empleo parasitario de la economía. Y el despilfarro que ocasiona este tipo de empleo, además de dejar gente en la cuneta, suele redundar en un incremento de la "huella ecológica", con el consiguiente deterioro medioambiental. Desde un punto de vista estrictamente económico, no parece razonable que se admitan empleos parasitarios, orientados meramente a mantener la costumbre de que los ingresos que la población activa necesita para vivir se obtengan por la vía del empleo, prácticamente en exclusiva.
 
Compartimos el objetivo no solo de "mantener nuestro entorno y calidad de vida", sino también el de mejorar en la calidad de ambos, entorno y vida. Pero con tristeza constatamos como, en los últimos años, LA OBSESIÓN POR CREAR EMPLEO, dizque para acabar con la pobreza, no sólo ha fracasado sino que ha ocasionado y está ocasionando graves daños medioambientales: deforestación, contaminación de los mares, ríos, lagos y arroyos, amén de las aguas subterráneas contaminación del aire, agujero de la capa de ozono, cambio climático...
 
Últimamente se quiere incluso justificar el fracking con la excusa de crear empleo y aumentar los salarios... Los efectos del fracking: pleno empleo y el doble de salario ). Frente a este tipo de manipulaciones que tienen de fondo el miedo al hambre y a la exclusión social derivadas del paro, la Renta Básica se ofrece como una vía alternativa al "solo empleo", no sólo para acabar con el Hambre y la exclusión social, sino también para prevenirlas. Pero, hemos de insistir una vez más en que la Renta Básica, lejos de ser una medida aislada, ha de aplicarse juntamente con el empleo económicamente necesario, con una reindustrialización respetuosa del medioambiente y la necesaria inversión en políticas públicas de I+D+i., en Educación, Salud y Servicios Sociales.
 

miércoles, abril 23, 2014

ILP RENTA BASICA



Queridos lectores:
La próxima semana  el Miercoles 30 de Abril a las 20:30 Horas tendrá lugar en el Ateneo Varillas C/Varillas 3 Piso 1ºD en León,  la presentación de la Iniciativa Legislativa Popular por una Renta Básica.

Os esperamos

Un saludo




Más información  sobre la ILP en  http://ilprentabasica.org/

Texto de la ILP
  Iniciativa Legislativa Popular por una Renta Básica
Presentada en el Congreso  de los Diputados el 15 de enero de 2014
Aprobada el día 14 de Marzo de 2014
Exposición de motivos
“No somos mercancías en manos de políticos y banqueros”. En las plazas de todo el
Estado, han resonado durante el año 2011 estas palabras indignadas, expresando el hartazgo
de la ciudadanía.
La crisis multiplica el número de damnificados por las políticas capitalistas y neoliberales. Ello ha supuesto que 5.977.500 de personas se encuentren en  situación de desempleo según datos de la EPA del segundo trimestre de 2013; recortes sociales en sanidad, educación o de ayudas a la dependencia mediante menor asignación presupuestaria y privatizaciones, entre otras; y un preocupante aumento de la precarización de las condiciones laborales y los abusos ejercidos sobre los trabajadores. La carencia de empleo y de ingresos constituye uno de los principales motivos de desahucios. Según el Consejo General del Poder Judicial, el número de desahucios (lanzamientos) en 2012 era de 101.034 y para 2013 estima que el 37,5% será motivado por ejecuciones hipotecarias y el 57,7%, ejecuciones de arrendamiento. Resulta inadmisible que en un estado democrático, social y de derecho a la vez que el uso y disfrute de una vivienda digna, el empleo en un trabajo digno y la garantía de suficiencia económica de las personas son constitucionalmente declarados, se consienta que simultáneamente existan situaciones en las que a las personas se les prive de ellos.
Mientas tanto, el Estado reflota a la banca inyectándole cantidades astronómicas de dinero público, los barrios se deterioran a marchas aceleradas, el número de personas que no disponen de ningún tipo de prestaciones sociales acrecienta a medida que se desarrolla el periodo de crisis, el fantasma de la pobreza infantil vuelve a asomarse en nuestra realidad cotidiana, aumentan las enfermedades mentales y suicidios, los comedores sociales y programas de alimentos se ven desbordados. Pobreza, paro, precariedad y marginación se anudan, limitando la libertad real de millones de personas y expulsándolas a la cuneta, a la exclusión social.
Junto a la pobreza conocida emergen nuevas formas de marginación y precariedad. En el Estado Español, la tasa de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social es del 27% para el año 2011 según EUROSTAT. Casi la mitad de los jóvenes se encuentran en paro, condenados a vivir en casa de sus padres; la emigración acaba constituyendo la única perspectiva incluso para muchos jóvenes con titulación universitaria, emigración obligatoria que desde las tribunas del poder se atreven a afirmar, sin pudor alguno, que constituye una fortaleza para los jóvenes y para el conjunto del Estado.
En esta situación, las ayudas no contributivas y las correspondientes a rentas mínimas establecidas por las instituciones públicas, muy dispares entre los distintos territorios que conforman el Estado español, muestran descarnadamente su radical inadecuación a la realidad, se revelan insuficientes para la condición de habitabilidad digna de las personas y se terminan convirtiendo en una miserable carrera de obstáculos debido a su excesiva burocratización y a su condicionamiento a situaciones de emergencia límite que no cubren la situación de emergencia social generalizada.
A los que mandan se les llena la boca de palabras como pleno empleo, Estado del Bienestar o protección social. Y las leyes fundamentales, tales como la Constitución Española o los Estatutos de Autonomía establecen con solemnidad esos derechos sociales elementales, que en una gran proporción de los casos no son ejecutados por su supeditación a la supremacía económica. Ha llegado la hora de exigirles que cumplan las leyes y que sus hechos se compadezcan de sus bonitos discursos.
Toda la situación expuesta en este preámbulo supone una flagrante violación del Derecho a la vida expuesto en el artículo 15º de la Constitución Española y en el 3º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Por ello, de la unión de un gran número de personas ha surgido el “Movimiento Contra el Paro y la Precariedad. Por una Renta Básica Ya”, apoyado por distintos colectivos y movimientos sociales, para decir basta y exigir una respuesta urgente a esta situación. Consideramos que una de las primeras medidas a tomar es la implantación de la Renta Básica a nivel estatal. En esta propuesta se dan la mano la lucha contra la marginación social y la pertinencia de dar cauce a un nuevo derecho de personas, cuya reivindicación se ha ido asentando en los últimos años.
El nivel de pobreza que ha alcanzado el Estado español se sitúa en el 13,7%, según datos de la OCDE, y no es previsible una mejora en el medio plazo. De su solución no deben encargarse las llamadas agencias de caridad, el sector privado, ni el tercer sector. De lo contrario, esta realidad debe ser entendida como una situación social y colectiva, de emergencia y estructural, de degradación de las condiciones de vida. En base a ello, es el Estado el responsable en su eliminación.
Así Renta Básica es un instrumento factible de erradicación de la pobreza, un mecanismo de reparto de la riqueza y distribución de la renta, que puede dar seguridad económica a la población frente a la incertidumbre y la arbitrariedad, permite iniciar otros modos de vida, fomenta la igualdad de género y contribuye a eliminar los estigmas sociales. Estimamos que la Renta Básica puede ser un pilar del nuevo sistema de bienestar y un instrumento útil para defenderse del deterioro de las condiciones de vida que impone el capitalismo global. Pero, para que constituya una herramienta de transformación social, es preciso superar la manipulación que ha sufrido el concepto por parte de los poderes. La Renta Básica que defendemos no es una limosna, una prestación asistencial, ni un salario de pobres.
No queremos una ayuda graciable, mangoneada por la administración de turno, sino un derecho inherente a la condición de personas. Consideramos la Renta Básica una propuesta para hacer justicia, no una medida para practicar la caridad pública, perpetuar los guetos y la segregación social. Defendemos el modelo de Renta Básica de las Iguales, modelo que vienen defendiendo diversos movimientos sociales tales como Baladre, así como otros modelos en los que trabajan un gran número de colectivos y movimientos del Estado español que vienen luchando por una Renta Básica como un derecho con las características de individualidad universalidad, e incondicionalidad (o no sujeto al mercado de trabajo) y que ha sido culminado por una Iniciativa Legislativa Popular autonómica llevada a cabo por la Plataforma Extremeña contra la Exclusión Social y los Campamentos Dignidad, contando con un gran consenso de la población. Concebimos la Iniciativa Legislativa Popular por la Renta Básica como una herramienta para sacar de la intemperie a miles de personas, pero también para combatir el miedo y la desmovilización social. “No hay pan para tanto chorizo”, se ha gritado con rabia en las plazas. No hay dinero para saciar la codicia de los delincuentes de cuello blanco. Sí hay y debe haber recursos para garantizar una vida austera pero digna a todas las personas. Por todo lo expuesto, presentamos la siguiente Iniciativa Legislativa Popular:
Articulado
Artículo 1. Derecho a la Renta Básica. Se establece el derecho de todo persona, por el hecho de haber nacido, a recibir una cantidad periódica que cubra sus necesidades básicas. La Renta Básica se constituye como derecho individual, universal e incondicional. Disposición transitoria. La cuantía de la Renta Básica será la equivalente al Umbral de la pobreza fijado en “el 60% de la mediana de la distribución de los ingresos por unidad de consumo adjudicados a las personas”, será de 645,33 euros mensuales correspondiendo al último dato expuesto por EUROSTAT (año 2011), tendiendo a equipararse en los años sucesivos al equivalente del mismo concepto.

Disposición Adicional Primera. 
Aplicación gradual. Se establecen dos fases de implementación de la Renta Básica. Una primera fase que entrará en vigor de forma inmediata tras la aprobación de la presente Ley. Afectará a todas las personas domiciliadas en el Estado Español e inscritas en el Servicio Público de Empleo correspondiente a cada territorio, que no tengan cobertura por desempleo ni dispongan de otros ingresos. De la misma manera afectará a aquellas personas cuyas rentas, ya provengan de salarios, subsidios o pensiones públicas, sean inferiores a la cuantía de Renta Básica prevista en este texto, complementando los mismos hasta alcanzar la cuantía establecida para la Renta Básica. En la segunda fase, se regulará la extensión de la Renta Básica como derecho universal, integrando pues al resto de personas.

Disposición Adicional Segunda.
Los poderes públicos promoverán la implantación de la Renta Básica en el ámbito del Estado Español y de la Unión Europea.

miércoles, marzo 19, 2014

Marcha de la Dignidad

Mañana, 19 de marzo, la marcha de la dignidad que parte de Asturias atraviesa el túnel de Guadarrama. Llega a Madrid para manifestarse con otras columnas de todos los puntos de España, el próximo sábado 22 de marzo, en una manifestación sin precedentes, para exigir que no se pague la deuda externa, ya que ha sido contraída por y para la economía de la corrupción; que con ese dinero se establezca una Renta Básica Universal.
El leonés Ramiro Pinto Cañón, conocido por los años de lucha en defensa de Riaño y Omaña contra la construcción de grandes pantanos, y en los últimos años por la defensa de la renta básica, se unió, a su paso por león, a la columna asturiana. En la presentación de las marchas de la dignidad Ramiro Pinto defiende la Renta Básica «como elemento base del funcionamiento de lo que pueda ser la economía y acabar así con la corrupción, la destrucción de los ecosistemas que han convertido todo en negocio, incluidas las personas». Considera además que «los procesos de privatización está diezmando la riqueza del pueblo que nos ha costado mucho conseguir».
 
Para más información:
 
Crónica de la columna asturiana en el blog “Cartes de Cuturrasu
 
Columna Noroeste en León:
 
 
 
Columna Noroeste, Charla en Benavente (Zamora)
 
En Valladolid (11 Marzo Europa Press):
 
 
Llegando a Tordesillas:
 

viernes, diciembre 20, 2013

Ayuda para la inciacitva ciudadana Europea, por una Renta basica Europea

Quería pediros un poco de ayuda para lo de la Iniciativa Ciudadana Europea, si os place:
 
En los últimos días hemos subido mucho el número de firmas diarias que conseguimos, pero son insuficientes. Hemos sobrepasado a Alemania y estamos entre los 7 países que podrían conseguir el tope mínimo de firmas. Aunque no haya el millón de firmas, si hay siete países con el tope mínimo es un apoyo muy grande para el futuro de la Renta Básica en Europa.
Lo que quiero es pediros apoyo durante las navidades en el siguiente sentido: allá donde haya un ordenador con Internet y gente reunida entrar en la página e invitar a que firme la gente: amigos, familiares, difundir el enlace en las redes sociales, etc.  Felices fiestas.
 
 
¡Renta Básica y Libertad!
 
Horacio García

martes, septiembre 10, 2013

MANIFIESTO PARA EL 19 DE SEPTIEMBRE





En León la asociación ARENCI convoca una concentración  en apoyo a la aplicación de la Renta Básica. En la plaza circular, frente al edificio de la Subdelegación del gobierno. A las 20 hs. el Jueves 19 de septiembre. Queremos tu apoyo. Se hará entrega del siguiente manifiesto:

Ante el creciente desempleo y la imposibilidad de ofrecer trabajo a una gran parte de la población, incluso la previsión de que aumente aún más, y ante la oportunidad de aprovechar los avances tecnológicos y su aplicación en el sistema productivo, las necesidades humanas básicas no pueden ser cubiertas por las políticas económicas actuales que se fundamentan en la creación de empleo. Las inversiones públicas a través de empresas privadas se ha convertido en un foco de corrupción y endeudamiento.

Desde hace varios años los derechos recogidos en nuestra constitución, dentro del capítulo I, en especial el artículo 35 que dice: “…todos tienen derecho al trabajo… y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia…”, no se cumplen.

Las políticas de acción social no son suficientes, primero porque exigen a quien ha de recibirlas la pobreza absoluta. Segundo porque se somete a un chantaje a quien las recibe, que ha de hacer cursos que no le sirven sino para trabajar gratuitamente a cambio del subsidio y aceptar empleos en condiciones que rayan la esclavitud. De esta manera se han ido anulando los derechos de los trabajadores en las sucesivas reformas laborales.

Ante los casos de corrupción cuyo esquema consiste en proyectos que trasladan dinero público a manos privadas, entendemos que un 20% del dinero público deberá estar en manos de la ciudadanía en forma de una Renta Básica - consideramos esto más efectivo que el rescate a los bancos - que de manera urgente deberá aplicarse a los desempleados que no cobran prestaciones, incondicionalmente. Una cantidad de dinero suficiente para poder sobrevivir, medida la Renta Básica sobre en el umbral de pobreza: 534 euros. El desempleado necesita dinero para vivir, no un empleo.

De esta forma se evitará financiar proyectos cuyo daño medioambiental y social es mucho mayor que su aportación a la economía y que más bien perjudica, como el proyecto de Eurovegas en Madrid o San Glorio en León y otros proyectos devastadores para el medio ambiente.

Consideramos que de esta manera se llega a la distribución del empleo, cuando la Renta Básica se universalice, de forma que el empleo se podrá socializar y permitirá que haya muchos puestos de trabajo que sin Renta Básica no pueden subsistir por falta de medios, como la artesanía, el autoempleo, agricultura ecológica, proyectos cooperativos y autogestionarios, etc. que conlleva  la posibilidad real de ampliar una red industrial basada en la sostenibilidad del medio ambiente y no en los beneficios de la empresa por encima de todo.

Es por ello que exigimos: Aplicar la Renta Básica a todos los ciudadanos, pero de manera inmediata a los desempleados que no cobren prestaciones, incluyendo estudiantes y menores de edad de familias en paro.

Queremos una sociedad en la que cada persona pueda desarrollar sus potencialidades en un ambiente de alegría y solidaridad. No queremos un mundo angustiado, abrumado y aburrido...

            ARENCI (Asociación Renta Ciudadana)     León a 19 de septiembre de 2013.